jueves, 28 de mayo de 2015

El sexo y la publicidad siempre de la mano

El sexo y la publicidad siempre han ido de la mano. Me río yo de las críticas hacia los desodorantes AXE cuando hacen anuncios divertidos (con un toque machista) o cuando los electrodomésticos intentan ser feministas al hacer que un hombre no pueda manejar correctamente una lavadora (¿significa eso que sólo son para mujeres?), señores la era de lo establecido ha desaparecido, ahora resulta que ver porno de maduras es lo más (por encima de las preciosas chicas jóvenes y tersas). Sea como sea, sé que es broma, sé que la publicidad y el sexo siempre han ido de la mano. 
No me extraña nada. La publicidad intenta siempre tirar hacia nuestros instintos más primitivos: La comida, el sexo, la seguridad... y con eso intentan que compremos eso. Daros cuenta que no os están vendiendo un preservativo, os venden sexo. No os intentan vender ropa, os venden sexo. No os intentan vender un coche de gama alta... os venden el sexo que podrás conseguir con ese coche (lamentable, lo sé). 

De esto sabe, y un rato, Pornhub, quien siempre ha tirado hacia hacer publicidad en ciertos controvertidos, tanto para ser "rompedor" como para que sea lo primero que pensemos cuando lleguemos a casa, ya que, el porno al igual que el sexo está en todas partes y en todo momento de nuestra vida!
Y si no como es que tuvieron la genial (y cara) idea de meter un anuncio en SquareGarden?

Y lo más importante, ¿Cómo es que otras empresas como youporn, videos x pornos, videos x o hamsterX no están haciendo esto y no les llegan ni a la suela del zapato a Pornhub?

Simple: Los tiempos han cambiado, el sexo se tiene que ver como algo natural, algo que fluye en nuestro día a día, algo con lo que nos sentimos cómodos y con lo que hablamos, fantaseamos e incluso leemos obras de literarua (50 sombras de Grey tampoco inventó nada nuevo... pero resulta que ha salido en el momento oportuno). 

La publicidad, la literatura, el cine... siempre han tenido un gran componente sexual, y no es momento ahora de decidir que no, que eso no está bien, de estigmatizarnos con viejas profecías sobre la ceguera y la masturbación. 

La mujer se ha liberado, ahora puede hacer lo que quiera y en gran parte (lástima que la sociedad va lenta) puede follar con quien absolutamente quiera. Yo personalmente me he encontrado con muchas chicas mucho más activas sexualmente que yo (y no es por alardear, pero joder... que yo no ando flojo). Por lo tanto debemos aceptar que el sexo invada nuestras vidas y es más! debemos aceptar que esta condición es buena!

Yo prefiero un mundo donde se pueda hablar de sexo, una necesidad más, como el dinero, como la seguridad (aspectos de los que hablamos constantemente y no tenemos ningún tipo de problema) y que se constituya como algo natural que lamentablemente aun no lo es. 

Y si nos metemos ya en la educación sexual de los niños ya es para darse de hostias contra una pared. Es lamentable que las películas porno hagan más por la educación sexual de nuestros niños de lo que nosotros mismos hacemos. Es lamentable que estos críos crezcan viendo porno de la forma más natural del mundo, sin que ello les afecte, pero que por la contra crezcan con la idea de que tener un pene enorme o estar con una chica de 120 de pecho follando durante más de 30 minutos a un ritmo frenético es lo normal. 

Dejemos ya de tanta hipocresía... todos hacemos sexo (al menos todos deberíamos, pero que no suceda me explica la cara de asco que lleva mucha gente por la mañana) todos soñamos con él (sin excepción) por lo que dejemos que el porno, que el sexo, que los desnudos... invadan nuestra casa de una vez.